Nuevo vimi en el Grupo Visual MS: Iván Ros Santaolalla

Nuevo vimi en el Grupo Visual MS: Iván Ros Santaolalla

El equipo de vidiv ha aumentado su equipo con la incorporación de Iván Ros. Aunque ya se presentó internamente en el chat de grupo para anunciar su primer día en Visual, la ocasión merece su propio post para su presentación pública y oficial.

Iván es un joven talento. Y literalmente, tanto por edad, como por conocimiento y experiencia. No en vano entra en vidiv como senior frontender y se encargará no sólo del desarrollo, sino también de la arquitectura. Es un profesional exigente, con hambre de crecimiento y deseo de mostrar todo lo que puede hacer.

Iván es inquieto, curioso, empático, buena gente y, aunque se le ve muy abierto en su expresión, tiene un puntito tímido escondido no muy fácil de detectar, así que, intentaremos no escandalizarlo… al menos en las primeras semanas :P.

Tiene también ese punto perfeccionista que conocemos muy bien en Visual y, si no, para muestra un botón: ha redactado una presentación tan buena, que no le voy a tocar ni punto ni coma.

Su llegada a Visual

«¡Por fin he aterrizado! Y digo «por fin» porque desde que tuve las primeras palabras con Elena, Alfonso y David no he pensado en otra cosa que en empezar a formar parte de esta gran aventura, y espero que duradera, llamada vidiv. No sabéis la ilusión que me hace estar hoy aquí escribiendo estas líneas, aunque la verdad no es que se me den muy bien las presentaciones».

¿Quién soy yo?

«Nací en Torrevieja (Alicante) en plena playita y rodeado de guiris. Según iba creciendo me di cuenta de que prefería la montaña al mar, así que mis deseos se hicieron realidad cuando nos mudamos a Burgos, y sí, también era más de frío que de calor, por lo que estaba en mi salsa.

Allí accedí a la universidad decidiéndome finalmente por informática sin saber que esta iba a ser mi verdadera vocación en la vida, aunque probablemente fui influenciado por mi padre, un geek aficionado que me suministraba hasta aquellos años disquetes, CDs y DVDs piratas con mis juegos preferidos (Dios, ¡qué tiempos!).

Incluso antes de lo que me esperaba me vi en traje y yendo a Madrid en un bus, rumbo a lo desconocido, ya que alguien me encandilaría con las oportunidades profesionales que se ofrecían en la capital. Seis años fueron suficientes para darme cuenta de que la gran ciudad no era lo mío, al menos no para vivir allí, aunque ya me sentía uno más entre tanta multitud.

Entonces conocí a una atractiva moza que me conquistó a través de un placaje (o tackle en términos de rugby) en medio de un Madcool, festival abarrotado de gente. Después de recuperar la conciencia me contó que era maña, y un año después me planté en Zaragoza, una ciudad desconocida hasta entonces para mí. Y aquí sigo hasta día de hoy y la verdad que quitando este calor insufrible en verano, la considero mi ciudad y estoy muy orgulloso de haber llegado hasta aquí».

¿Que cómo he llegado hasta Visual?

«Como Javascriptero que soy, me encontraba sinceramente cómodo en mi posición hasta el momento. Pero un día me hablaron un poco sobre la cultura de Visual y sobre el proyecto vidiv, y he de decir que fue amor a primera vista. No me llegué a creer todo lo que me contaron hasta mitad de la semana pasada, cuando empecé a formar parte de vosotros y lo hicisteis realidad.»

Muy bien, muy bien… pero, ¿qué haces aquí?

«Llevo ya unos cuantos años desarrollando en web, principalmente Javascript y varios de sus frameworks, por lo que intentaré aportar a vidiv todo lo que esté en mis manos junto a Isma. Además de desarrollar, aportaré todo el valor que pueda comunicándome con el equipo de diseño y con los equipos que colaboran con la aplicación.

¡Hagamos de esto algo grande!».

«P.D: Aunque Estrella Galicia es la mejor cerveza del mundo, no ha tenido nada que ver con mi incorporación en Visual MS».

Como siempre, démosle nuestra mejor y más cálida bienvenida.

¡Bienvenido a Visual MS Iván!

por Visual MS

Somos un grupo de empresas de desarrollo de software empresarial que comparten una misma visión y valores. Una empresa a 100 años unida por los valores, los ingresos recurrentes y las relaciones duraderas y de confianza.